Denise Despeyroux – La realidad